Maldivas

Viajar a Maldivas, información importante:

 

Para viajar a Maldivas tenéis que saber que hay unas 1200 islas (no todas habitadas) y lo complicado es elegir una. Existen dos tipos de islas para los que quieren viajar a Maldivas: las Resort y las locales. Las islas Resort son aquellas que solo hay un hotel, normalmente de lujo, y no hay nada más.

En estas islas os podéis alojar en las Water Villa (mínimo 450€/noche +170€ de transporte/persona. Aquí todo depende del hotel: comidas, excursiones…y normalmente todo es más caro.

Pero viajar a Maldivas sin vender un órgano es posible! Solo hay que alojarse en una isla local, habitadas por “maldiveños” y con más oferta de hoteles y restaurante, y por tanto precios razonables. En Maldivas hay dos tipos de playas, las locales (donde no se puede ir en bikini, es un país musulmán) y las bikini beach, utilizadas sobretodo por los turistas.

Para elegir isla también es importante el tiempo del que disponéis. En nuestro caso eran 7 días de viaje en Maldivas, por lo que decidimos ir a islas cercanas a Male.

Vuelo a Maldivas: Barcelona – Doha – Male, precio

Duración del viaje: 7 días

 

Si estáis buscando hoteles, aquí encontraréis buenos precios:

 



72h_sale_728x90

 

 

 

Itinerario:

Dia 1: Gulhi

 

Salimos de Barcelona a las 21h con escala en Doha y directos hacia Maldivas donde aterrizamos en Malé a las 14:30h del día siguiente. Imprescindible mirar por la ventana cuando el piloto anuncia que estás llegando. Precioso!! Se ven infinidad des islas rodeadas del mar color turquesa, espectacular!

El aeropuerto de Maldivas no está situado en el mismo Male, sino en una isla cercana, conectada por un ferry a la capital. Importante sacar dinero antes de coger el ferry (10Rf/persona – 15 min) hacia Male. El cajero automático sólo deja sacar 5.000 Rf (294€), nos cobra 5,88€ de comisión.

Hay que mirar el horario de los ferrys según la isla a la que vayáis. Todos salen desde Malé pero los horarios son distintos, y los viernes el ferry no funciona. En nuestro caso, el ferry que va a Gulhi hace su último viaje a las 15h, así que no nos da tiempo a cogerlo. Las únicas alternativas al ferry son los Speedboats (lanchas privadas) o hidroaviones (para grandes bolsillos). Los speedboats os los puede reservar vuestro hotel. En nuestro caso, el hotel nos ofrecía un speedboat por 170€/trayecto para llegar a Gulhi, pero decidimos arriesgarnos a ver si encontrábamos a alguien que también fuera a Gulhi y así compartir el gasto de la lancha (lo habíamos leído en varios blogs).

Pero fue misión imposible. Nadie sabía donde coger un speedboat. Hasta que tuvimos la buena suerte de preguntar a un hombre que amablemente llamó a un par de colegas y en una hora teníamos una lancha a punto para ir a Gulhi por 165€. En 30 min estábamos allí.

Según la experiencia os recomendamos que si vuestro avión llega más tarde que la hora de salida del ferry, aprovechéis para pasar una noche en Malé y veáis la ciudad. No es lo que se dice bonita pero sí curiosa. Una ciudad caótica pero con encanto.

O al menos que sea para ahorraros los 170€ del speedboat.

Llegamos a Gulhi a las 18.30h y nos dirigimos al Tropic Tree Hotel, donde nos alojamos. El precio es de 218€ por dos noches con desayuno incluido. El personal del hotel es muy amable y la comida es buena y a buen precio (unos 8€/plato).

 

Día 2: Gulhi

 

Hoy el día se ha levantado un poco nublado y con bastante viento. Queríamos hacer una excursión a un sand bank (pedazo de tierra en medio del mar) pero nos recomiendan no hacerla con este tiempo. Hemos ido a pasear por la isla para ver un poco las casas y locales. Está todo cerrado, es viernes, día sagrado y todo cierra por las mañanas. Gulhi es una isla muy pequeña y tranquila, no hay mucho que hacer más que relajarse y tumbarse en la arena blanca (también hay la opción de hacer excursiones). La gente nos mira cuando pasamos, hay muchos niños y se acercan a decir “hello” con una gran sonrisa. Sorprende ver a las mujeres tapadas hasta los ojos con túnicas y velos negros. Hace 30 grados y viven en una isla paradisíaca de 5km cuadrados. Las casas son pequeñas, de construcciones sencillas.

Pasamos por la primera bikini beach, que está justo al lado del hotel. Es pequeña, pero con un agua impresionante. Seguimos andando para ir a visitar la segunda y allí nos quedamos. Es más grande que la anterior pero solo podemos contar 8 personas. En la playa hay hamacas gratuitas y alguna sombrilla.

El color del agua en Maldivas es espectacular, de un turquesa intenso, como nunca antes la habíamos visto. Nos metemos en el agua y comprobamos que no cubre, por mucho que andes hacia el fondo. Tomamos el sol durante un rato y luego nos volvemos hacia el hotel. Como estaba nublado, no nos hemos puesto protector, y al llegar al hotel nos hemos dado cuenta que parecemos dos cangrejos, estamos totalmente quemados! Así que aunque esté tronando, crema solar!

Por la tarde vamos a hacer snorkel (con camiseta de baño puesta para no morir churrascados). El hotel organiza excursiones de snorker por 20$/persona, pero creemos que no es necesario ya que planeamos hacer buceo al día siguiente. En el Tropic Tree Hotel te prestan el equipo de snorkel sin coste, también toallas para la playa. Vamos a hacer snorkel a la misma playa. Nadando unos 5-10 min desde la orilla, de repente se termina la arena y cae una pared inmensa, llena de coral y peces de colores. Es increíble la vida marina que se puede observar a tan poca profundidad. Incluso llegamos a ver peces manta a 3 metros de la orilla, con dos palmos de agua! Recordad que Gulhi es una muy buena opción para Viajar a Maldivas sin arruinarse.

 

Día 3: Gulhi y Maafushi

 

Hoy nos hemos levantado listos para ir a bucear, pero tenemos dos handicaps importantes: llueve y nos duele tanto la piel de la quemadura del día anterior que no nos podemos poner ni el bañador.

Importante: el sol en las Maldivas quema y mucho. Da igual que esté nublado o que llueva, igualmente os quemaréis. Usad protección 50spf y poneros a menudo, y estad tranquilos, aquí os pondréis morenos igual. O si no, haced como los guiris (los más inteligentes en este aspecto) y bañaros con camiseta. Sin vergüenza!

Nos hemos pasado la mañana entre en remojo en agua y en remojo en crema. Qué dolor! Después hemos salido a dar una vuelta por el pueblo y hemos comido en el hotel. Tropic Tree Hotel os lo recomendamos al 100%. Servicio y habitación impecables, el persona súper amable y te ayudan en todo lo que necesites. El único pero es que si coméis allí, armaros de paciencia porque son bastante lentos en servir (luego nos dimos cuenta que pasa en todos lados, van a otro ritmo).

A las 16:45 cogimos el Ferry hacia Maafushi. Al llegar allí, el personal del hotel nos esperó en el puerto (también lo hacen en Gulhi si llegas en ferry). El Isle Beach Inn es un pequeño hotel local. Con habitaciones completas con aire acondicionado. El desayuno está incluido en el precio y es muy completo. Ellos no organizan excursiones pero te recomiendan dónde poder reservarlas.

Maafushi es mucho más turístico (y un poco más grande) que Gulhi. Hay más oferta hotelera y mucha oferta de actividades. Asusta un poco ver que hay varios hoteles en construcción (sabiendo que aquí los hoteles son pequeños), así que no sabemos cómo será en unos años.

Vamos a tantear precios de excursiones a varios lugares. Preguntamos por el sandbank pero no nos pueden garantizar que estemos solos, así que de momento lo dejamos correr. Vamos a lo seguro: buceo. Reservamos dos inmersiones para el día siguiente con Maafushi Dive, uno de los centros de la isla certificados por PADI. El precio es de 40$ por inmersión incluyendo todo el equipo. También tienen packs más económicos a partir de 4 inmersiones (152€). Es el centro con mejores precios de la isla.

Para cenar, nos quedamos en un bonito restaurante llamado Blunch, con un menú de

por 9€. A Tolo le ha parecido bastante bien. Yo no me llevo muy bien con los bufetes libres….

IMG_1183(1)
IMG_1015
IMG_1477
IMG_1104
IMG_1480
IMG_1138
IMG_0984
IMG_1011
IMG_0981
IMG_1827

Dia 4: Maafushi Diving

 

Antes de dirigirnos al diving desayunamos en el hotel. Hemos optado por tomar un desayuno típico que debe probar todo aquél que quiera viajar a Maldivas, es un poco picante pero está bastante bueno. Se trata de una carne deshilachada y cocinada con cebolla, especies y guindilla. La acompañan con un huevo frito y tortas de maíz.  A las 8.15 estamos en el centro de buceo Maafushi Dive, nos dan el equipo y subimos al barco. Si os mareáis, mejor tomar una biodramina ya que no se trata de una lancha rápida.

Las dos inmersiones han sido INCREIBLES. Nada más bajar, nos encontramos con un pez manta de al menos 1’5 metros de ancho x 2m de largo. El más grande que hemos visto nunca. A partir de ahí, todo es un espectáculo. Peces de todos los colores y tamaños (los hay enormes!), más mantas, tres tiburones y……tortugas!! Hemos visto dos enormes y una pequeñita. Ha sido una pasada. Si tenéis pensado viajar a Maldivas no dejéis de bucear!

Los guías de Maafushi Dive han sido muy profesionales. Son muy jóvenes pero tiene mucha experiencia y ayudan en todo lo necesario.

Después de la grata experiencia hemos vuelto al centro y….pónganos un bono de 4 inmersiones que mañana volvemos!

Por la tarde dicidimos descansar (recordemos que no podíamos ponernos mucho al sol porque seguíamos fritos) e ir a ver la puesta de sol. Después, Tolo había organizado con el hotel una cena romántica delante del mar de lo más romántico: velas, solos en la playa a tocar del agua, y un camarero que nos sirvió pescado fresco del día. Una velada perfecta!

 

Día 5: Maafushi

 

Ayer el diving no encancantó y decidimos repetir. A las 8.15 estábamos en el centro de buceo maafushi dive. El primer diving ha consistido en ir a la parte de afuera de las islas. En la parte exterior se pueden ver peces más grandes. La inmersión no nos ha defraudado. Hemos visto una tortuga de las grandes que se ha acercado a nosotros, hasta podríamos haberla tocado sin problemas. También hemos visto gran cantidad de peces y un tiburón nada pequeño de lejos.
El segundo diving ha consistido en ir a un arrecife de coral. En este caso no hay peces tan grandes pero hay mucha vida marina con un montón de peces diferentes y con una sorpresa! A unos 20 metros de profundidad había un barco sumergido! Nuestro primer barco sumergido! No nos lo esperábamos y de repente ha aparecido allí, con un montón de peces a su alrededor. Nos ha encantado. El resto de la inmersión ha sido a unos 15metros y ha durado 45 minutos. Sin duda os recomendamos este centro de buceo. Además de tener los mejores precios son muy profesionales.

Terminadas las inmersiones y de vuelta a Maafushi hemos comido en el hotel. Vale la pena remarcar el buen servicio, la comida está muy buena y son muy simpáticos. Aunque cómo es de costumbre en Maldivas se toman su tiempo en servir…

Por la tarde hemos ido en busca de actividades para el día siguiente. Teníamos dos opciones: o ir a  ver Whales Sharks, lo que supone un trayecto de tres horas en barco y pagar 100 euros por persona como mínimo , o hacer snorkel y visitar un sandbank por 48 euros por cabeza. Cómo nos garantizaban que veríamos las ballenas hemos optado por el snorkel y el sandbank. El mejor sitio que hemos encontrado ha sido Kaani hotel. Tienen diferentes paquetes, hemos cogido el primero que consta de tres excursiones de snorkel y comer en el sandbank.

Después hemos ido a buscar un speedboat para el día que tenemos que coger el avión. Nuestro vuelo sale a las 9h y no podemos coger el Ferry. Hemos buscado en hoteles y agencias de excursiones. Los precios varían dependiendo el número de personas que cojan el barco. El sitio más barato que hemos encontrado ha sido Venturo. Nos cuesta 20 dólares por persona sin importar el número de personas que seamos. En los otros sitios Nos pedían 75 dólares por persona si éramos dos y 40 dólares si éramos 4 o más.

IMG_1322
IMG_1266
IMG_1645
IMG_1494
IMG_1349
IMG_1341
IMG_1840
IMG_1480(1)
IMG_1460

Día 6: Maafushi

 

A las 9.15 hemos ido al Kaani hotel para reunirnos con el grupo de la excursión. Hemos cogido el paquete número uno que consiste en hacer snorkel en tres sitios diferentes y en comer en un sandbank. Primero habíamos pensado ir por nuestra cuenta a un sandbank pero la excursión cuesta 100 euros y no nos aseguran que estemos solos, por lo que hemos decidido hacer este paquete con el snorkel. Estos paquetes nos suelen dar un poco de miedo ya que suele ser el típico tour dónde vas con un grupo de 20 personas y no hay nada de calma. Por suerte no ha sido así. Éramos nosotros dos y una chica Vietnamita.

 

Hemos salido del hotel y nos hemos dirigido al primer sitio de Snorkel llamado Banana Reef. Es el mejor sitio de los tres que hemos ido, habían un montón de peces, morenas nadando y además el arrecife de coral es muy bonito. Durante el snorkel el guía va haciendo fotos con una GoPro y después te las dan gratis, lo cuál se agradece si no llevas cámara. Este snorkel ha durado unos 45 minutos ya verdad es que se ha hecho corto. Durante todo el tiempo hemos estado solos lo que se agradece.
La segunda parada ha sido en Tourtle Reef. En este arrecife no hay tantos peces cómo en el otro ni los colores son tan bonitos. En este caso se trata de intentar ver alguna tortuga. El guía dice que lo sigamos y cuando llevamos unos 10 minutos nadando el guía se para y vemos una tortuga a unos 12 metros de profundidad. El guía baja y toma unas fotos y después Gisela hace lo mismo. Seguimos a la tortuga y aparece otra que se dirige hacia una zona menos profunda. Le tomamos fotos y la seguimos hasta que aparece otra tortuga a menos profundidad. El guía se acerca a ella hasta una cierta distancia. Cuando le empezamos a tomar algunas fotos llega una barca con unas 15 personas que saltan al agua y el guía viene directamente hacia nosotros seguido de todo el mundo, se acerca a la tortuga y la hace subir a la superficie, de pronto se acerca todo el mundo a la tortuga y se ponen delante de ella. Nuestro guía les grita un par de veces que no toquen a la tortuga mientras su guía no les dice nada. Decidimos dar media vuelta . Pasados cinco minutos el grupo vuelve al barco. Han tomado una foto y se han ido. En este momento nos damos cuenta que hemos tenido suerte con el tour y el guía. Ha sido muy respetuoso con los animales y nos ha permitido estar un buen rato.
Después nos dirigimos al sandbank. Cómo habíamos imaginado no estamos solos y hay gente tomando el sol. Aún así el sitio es precioso. El color del agua es de un color turquesa que nos deja asombrados. Nos dan la comida y nos pasamos todo el rato en el agua tomando fotos y vemos alguna manta. Merece la pena verlo.

Ya sólo nos queda un snorkel más. El último sitio está al lado de un resort. Es bonito pero Banana Reef ha sido mucho mejor. Estamos unos 40 minutos y volvemos a Maafushi.

La última tarde en Maafushi la dedicamos a pasear, descansar y ver la puesta de sol.

Al día siguiente nos tenemos que levantar a las 6.30 ya que hay que coger el speedboat a las 7.30 para ir al aeropuerto. Nos vamos a dormir pensando en que algún día volveremos a Maldivas!

 

Recordad que el sitio que ofrece speedboats más baratos es  Venturo. Nos cuestó 20 dólares por persona sin importar el número de personas que seamos. En los otros sitios nos pedían 75 dólares por persona si éramos dos y 40 dólares si éramos 4 o más.

IMG_2097
En
IMG_2286
IMG_2244
IMG_2105
IMG_2058
Playa de Maafushi
IMG_2058

Aquí podéis ver nuestros vídeos de Maldivas

Si esást pensando en viajar a Maldivas no dudes en visitar la galería de fotos.



Booking.com

Posts relacionados 

Playa de Binigaus, Menorca

Playas de Menorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2014 by Viajistas In Barcelona

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR