Viaje a Bosnia
Viaje a Bosnia
Viaje a Bosnia

Viajar a Bosnia

Bosnia no es un destino turístico. Si le contáis a alguien que pensáis viajar a Bosnia lo más probable es que no reaccionen muy efusivamente ante la noticia. Apenas han pasado 20 años de la guerra que asoló el país y la gente se imagina una Bosnia destruida, incluso peligrosa. Es verdad que aún se pueden ver secuelas de la guerra pero la Bosnia que me he encontrado es totalmente diferente a la Bosnia que se imagina la gente. Un país que es una mezcla de cultural, con parques naturales por descubrir, ciudades históricas y una gente que te acoge como si te conocieran de toda la vida. Tienes que viajar a Bosnia. No te miento! Tienes que viajar a Bosnia lo antes posible! Ves ahora que el turismo no va más allá que Mostar y Sarajevo. Ves ahora y no te arrepentirás!!

 

Itinerario: 

Antes de viajar a Bosnia debes saber:

  • Posiblemente encuentres poca información sobre Bosnia, hay pocas guías de viaje en español y pocos blogs que hablen sobre este país y la mayoría de los que hablan sobre viajar a Bosnia no pasan de Sarajevo y Mostar. No te preocupes, esto indica que el país no está repleto de turistas y del que podrás disfrutar tranquilamente!!

 

  • No te quedes solo con visitar Sarajevo y Mostar. El país tiene mucho más que ofrecer busquéis lo que busquéis!!

 

  • Las comunicaciones entre ciudades no son fáciles. La línea de tren es casi inexistente y los buses tardan horas en hacer un recorrido corto. Lo mejor es elegir  Sarajevo como campamento base y desde allí realizar excursiones. Si prefieres visitar el norte del país una buena opción como campamento base es Banja Luka. Otra opción es alquilar coche, no sale muy barato pero tendréis más libertad, aunque si queréis hacerlo no esperéis a reservar coche al llegar a Bosnia, hacedlo con tiempo ya que si no os puede pasar como a mí en Mostar y que no quede nada por alquilar.

 

  • Si viajas solo y piensas en alquilar un coche has de saber que no es barato. Las excursiones organizadas salen mejor de precio. Puedes estar tranquilo, yo he realizado los tour con Green Visions y Sarajevo Funky Tours y te aseguro que no son los típicos tours para turistas, en los que no tienes tiempo de nada y te llevan a tiendas. No tengáis miedo de coger tours!! Los disfrutaréis y podréis conocer historias y rincones del país que de otra manera os sería imposible!

 

  • No tengáis miedo de hablar con la gente. En Bosnia la gente es muy amable y estará agradecida de ver que disfrutas su país y que te interesas por su situación. Bosnia es un país muy seguro incluso para viajar solo, no tendréis ningún problema y todo el mundo se ofrecerá en ayudaros.

 

  • Si no tienes más de 15 días te recomiendo elegir entre norte o sur de el país. Las distancias no son fáciles y puedes perder mucho tiempo en la carretera si quieres hacerlo todo. Yo me decanté por visitar el centro y sur de Bosnia en lo que sería Sarajevo, Srebrenica, Jajce, Lukomir, Sutjeska National Park, Mostar, Počitelj y Blajag. De ésta parte de Bosnia me ha quedado por ver Jablanica, Travnik y Trebinje.

Sarajevo y alrededores

 

Sarajevo fue mi campamento base durante la primera parte del viaje a Bosnia. El vuelo a Barcelona – Sarajevo me costó 250 euros con parada de en Viena. Para moverse desde el aeropuerto hay que coger taxi (a no ser que el hostel o hotel te haya preparado un transfer). El taxi desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad cuesta unos 30BH (15 euros). Que no os extrañe si el taxista os hace compartir el taxi, en mi caso a parte de mí también se subió una chica.

Me alojé en Haris Youth Hostel. Está a 10 minutos del centro de la ciudad en bajada, esto significa que después hay que subir una buena cuestecita. El precio fue de 11€ la noche, nada caro para estar cerca del centro. El hostel en sí está bien, con una buena zona común y cocina y con un dueño, Haris, que hará que vuestra estancia sea perfecta! Por las noches siempre piden a los viajeros que vayan a la zona común para charlar y es fácil conocer gente.

 

La mejor manera de desplazarse por Sarajevo es a pié para poder descubrir los rincones que esconde la ciudad, pero también contáis con taxis y tranvías. Los taxis en Sarajevo no son caros, la tarifa es 1 BAM por kilómetro. Una salida en taxi puede salir unos 15 BAM. El Bus local es el mejor sistema de autobuses del país y es muy fácil recorrer la ciudad con la red de autobuses y además es barato, 1,60 BAM el trayecto, los billetes se pueden comprar en el mismo bus. La otra manera de desplazarse es el tranvía que al igual que el autobús recorren gran parte de la ciudad y son muy fiables. El tranvía número 1 lleva a la estación de autobuses.

 

Viajar a Bosnia significa sumergirse en un nuevo mundo culinario. Para comer os recomiendo dos restaurantes. En el restaurante Zeljo probaréis uno de los mejores cevapis (el plato por excelencia de bosnia) de la ciudad y en el restaurante Pod Lipom os podéis sumergir en la gastronomía Bosnia y probar los platos típicos del país, más allá del cevapi.

 

Sarajevo es una ciudad fácil de visitar, con dos días tendréis suficiente para descubrirla, si queréis ir con calma podéis quedaros un día más. Yo le dediqué dos días y medio y el resto decidí hacer excursiones a pueblos cercanos. Os recomiendo que os toméis un día para andar tranquilamente y descubrir la ciudad a vuestro ritmo y el otro día contratéis una excursión que os lleve a los sitios que es más complicado llegar como el Museo del Túnel o el recinto de Los Juegos Olímpicos de Invierno de 1984.

 

 

Sarajevo

 

Empezad la visita de la ciudad por el casco antiguo llamado Baščaršija, centro histórico y cultural de la ciudad. Es el barrio por excelencia de la ciudad, a mí es el que más me gustó y siempre que tenía algún momento libre iba a este barrio, me sentaba en un bar y disfrutaba de la vida que ofrece el lugar. Lo mejor es empezar la visita por Sebilj. Se trata de una plaza a rebosar de gente con dos fuentes que son el punto de quedada entre los jóvenes de la ciudad. En este mismo sitio podéis contemplar el mejor ejemplo de arquitectura otomana que ofrece Sarajevo, se trata de la mezquita Gazi Husrev-beg, al lado de la cual podéis contemplar la torre del reloj del siglo XVII llamada sahat-kula. Dedicad toda la mañana a pasear por Baščaršija, perdeos por sus calles, entrad en las tiendas, hablad con los vendedores, tomad un café bosnio y un pastel en uno de sus bares.

 

 Justo en las afueras del barrio podemos encontrar otros monumentos importantes como la iglesia ortodoxa, la nueva biblioteca (ha sido totalmente reconstruida después de ser bombardeada durante la guerra). Desde la biblioteca podéis seguir por el río Miljacka y llegaréis hasta el puente Latinska (o puente latino), aquí fue donde Gavrilo Pincip asesinó al archiduque de austria Franz Ferdinand y a su esposa desencadenando la Primera Guerra Mundial, en el edificio de delante del puente hay fotos de los hechos, visita histórica obligada.

 

Por la tarde podéis seguir andando por el resto de barrios de la ciudad y descubrir los diferentes tipos de arquitectura, a medida que vayáis andando pasaréis de ver arquitectura otomana a la arquitectura austríaca, después edificios comunistas y finalmente edificios y grandes almacenes modernos. Terminado el paseo por la ciudad y antes de que se haga de noche es obligatorio ir a ver la puesta de sol en el mirador Zuta Tabija. Este mirador ofrece las mejores vistas y fotos de la ciudad. El mirador cuenta con un bar / restaurante un poco caro pero ideal para una cena viendo toda la ciudad.

 

El segundo día en Sarajevo os recomiendo coger una excursión para poder llegar a esos sitios que no podéis llegar fácilmente con transporte público. Yo contraté la excursión Sarajevo Total Siege Tour con Sarajevo Funky Tours. Me costó 20 euros y duró 5 horas. 

Las dos visitas son muy interesantes. Para empezar nos dirigimos al Museo del Túnel que se encuentra cerca del aeropuerto. Este Túnel fue construido a las afueras de Sarajevo en una casa muy próxima al aeropuerto (uno de los únicos sitios que no podía ser bombardeado ya que estaba controlado por la ONU). Los 900 metros de extensión del túnel pasaban por debajo del aeropuerto hasta llegar a la ciudad sitiada de Sarajevo. Este túnel significó la salvación de muchas personas ya que era el único punto por el que podían suministrar a la población de Sarajevo de productos de primera necesidad. Durante la visita se puede ver un vídeo que explica el sitio de Sarajevo, una sala con objetos utilizados durante la guerra y se pueden caminar 25 metros del túnel. Si queréis ir sin contratar un tour también es posible pero puede ser complicado y más largo ya que se tarda una hora. Para llegar hay que coger el tranvía número 3 (cuesta unos 0,80 céntimos) y llegar a la última parada dónde hay que coger el autobús 32 (unos 0,50 céntimos). Si se va por libre se tiene que pagar la entrada al túnel que cuesta 5 euros.

 

Después del túnel nos dirigimos a las instalaciones abandonadas de los Juegos Olímpicos de Invierno del año 1984. Mientras que el túnel se puede visitar sin contratar un tour privado, las instalaciones de los Juegos Olímpicos no se pueden visitar a no ser que se tenga coche o se coja un taxi. Durante el tour se visitan diversos escenarios en los que tuvieron lugar los Juegos Olímpicos de Invierno en el año 1984 desde donde se ve toda la ciudad de Sarajevo. Hoy en día todos están abandonados y en ruinas pero es una visita muy interesante dónde el guía va explicando cómo se utilizaron estas instalaciones durante la guerra y cómo en sus alrededores los francotiradores crearon campamentos desde dónde asediaban la ciudad. La excursión hace revivir los peores momentos de Sarajevo pero es toda una lección de historia que hay que vivir.

Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarejevo, Bosnia
Sarejevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Sarajevo, Bosnia
Mostar, Bosnia
Sarajevo, Bosnia

Excursiones desde Sarajevo:

 

Viajar a Bosnia es mucho más que visitar Sarajevo y Mostar, aprovechad para descubrir los alrededores de Sarajevo y os llevaréis una grata sorpresa. Durante la estancia en Sarajevo también se puede aprovechar para visitar sus alrededores. Yo visité Jajce, Srebreniva y Lukomir y me faltó visitar Travnik. Para moverse se puede alquilar coche, ir en transporte público o contratar alguna excursión.

 

Jajce

 

Es un pequeño pueblo que hay que visitar si se va de viaje a Bosnia. Está situado a unas dos horas y media de Sarajevo y se puede llegar en coche o en autobús, es una excursión ideal para pasar un día. Durante las dos horas y media que dura el trayecto se puede disfrutar del verde paisaje que ofrece Bosnia, de los pueblecitos y también se puede observar casas derruidas durante la guerra. Jajce es un pueblecito situado entre montañas que le dan un aire verde y también cuenta con el río Pliva que desemboca en el río Vrbas  creando una espectacular cascada de 20 metros a la que se puede bajar por un pequeño camino. La cascada es uno de los principales puntos turísticos del pueblo pero también es interesante perderse por el pueblo y descubrir sus pequeñas y bonitas calles. Paseando por Jajce se pueden encontrar diversos restos de la historia de esta ciudad como la la torre medieval de la iglesia de San Lucas y sus catacumbas, el castillo situado en lo alto del pueblo, diversas mezquitas, la torre del reloj, restos de baños árabes, etc. Llegará un día en que Jajce será descubierta por el turismo masivo, hasta ese día estáis a tiempo de visitarla y disfrutar de Bosnia en estado puro.

 

Lukomir

 

Visitar Lukomir es volver al pasado, cuando vivíamos en pequeños pueblos, como  pastores en la montaña totalmente aislados. La pequeña aldea de Lukomir es la más antigua de toda Bosnia y la aldea situada en un punto más elevado que podréis encontrar. Aquí la gente vive cómo vivía en la edad media, en casas típicas y viviendo del ganado, aunque algunas de las señoras que habitan la aldea se dedican a coser ropa que venden a los turistas, aún así el pueblo sigue conservando su estética. Lukomir está situado a unas tres horas de Sarajevo y la mejor manera de llegar es a través de una excursión ya que el camino hasta Lukomir no está señalizado y si no se conoce bien es fácil perderse. Yo cogí el tour con Green Visions y me costó 45 euros con transporte, guía y comida incluido. El pueblo es muy pequeño y se ve rápido pero es muy interesante ver como viven en esta zona y el paisaje es muy bonito.

 

Srebrenica

 

Srebrenica es una de esas visitas en la que aprenderéis sobre el país y sobre lo que sucedió durante la guerra. Esta ciudad sufrió el mayor genocidio de europa después de la segunda guerra mundial. La visita a Srebrenica se puede hacer en coche o en tour privado, yo fui en tour con Funky Tour Sarajevo y me costó 60 euros. La visita dura todo el día ya que Srebrenica está a unas 3h de Sarajevo, pero aún así vale la pena el tour. El guía era un chico que sobrevivió a la guerra y nos llevo hasta su casa dónde su padre nos contó cómo sobrevivió al genocidio de Srebrenica en el que murieron más de 8mil musulmanes bosnios.  Escuchar las historias de supervivencia de la gente de Srebrenica hace que a uno se le pongan los pelos de punta. Durante el tour también visitamos el cementerio de Srebrenica y el museo de Potocari dónde hay un vídeo explicativo de los hechos de Srebrenica y dónde las fotos del museo os harán trasladaros a esa terrible época. Srebrenica tendría que ser una visita obligada para todo viajero o turista que visita Bosnia.

 

Sutjeska National Park

 

Sutjeska National Park fue todo un descubrimiento inesperado. Durante el viaje a Bosnia me apetecía visitar los verdes paisajes y las montañas. Primero leí sobre el parque de Una, pero estaba demasiado lejos. Finalmente encontré que en el sur se encontraba Sutjeska National Park pero por internet había poquísima información sobre el parque. En un primer momento pensé en alquilar el coche y visitarlo por mi cuenta pero me recomendaron que si no se tiene mucho tiempo es mejor contratar un tour ya que el parque no está muy adaptado para turistas. El tour lo contraté con Green Visions Tours dónde tienen diversos tours por el parque, yo me decidí por el de dos días y me costó 135 euros todo incluido. El tour se trata de un hiking de dos días por las montañas y bosques del parque, los paisajes son espectaculares y si os gusta la naturaleza disfrutaréis cada momento y cada paso. En el tour éramos 6 personas más los 2 guías Darko y Faul que hicieron que la visita a Sutjeska National Park fuera aún mejor gracias a sus explicaciones y a su implicación. De Sutjeska National Park me quedaría con el lago que visitamos el segundo día y cuando vuelva, porque seguro que volveré, tengo claro que pasaré una noche durmiendo en el lago con una tienda de campaña. No os lo penséis y visitad éste parque!

Lukomir, Bosnia
Lukomir, Bosnia
Lukomir, Bosnia
Gastronomía de Bosnia
Jajce, Bosnia
Jajce, Bosnia
Jajce, Bosnia
Jajce, Bosnia
Srebrenica, Bosnia
Srebrenica, Bosnia
Srebrenica, Bosnia
Srebrenica, Bosnia

Mostar

 

Mostar puede ser una visita de un día aunque en los alrededores de Mostar hay mucho por ver, por lo que recomiendo quedarse por lo menos dos días enteros,

Para llegar a Mostar desde Sarajevo hay que coger un autobús que cuesta 15BAM, es un trayecto muy bonito de unas 3 horas, dependiendo del tráfico…en Bosnia nunca se tarda lo mismo para ir de un lugar a otro. Mucha gente se piensa que se puede llegar en tren, abandonad esta idea! Mejor no coger tren en Bósnia ya que no es muy fiable, lo mejor es moverse en autobús.

En Mostar me alojé en Majdas Youth Hostel. He de decir que es uno de los mejores hostels en los que me he alojado! La dueña del hostel es muy amable y está muy limpio, a 10 min del centro ( por lo que es un lugar tranquilo ) , con una zona común muy bonita y además preparan un desayuno casero buenísimo! Cuando vuelva a Mostar sin duda me volveré a alojar en Majda Youth Hostel.

 

La ciudad de Mostar es una ciudad pequeña, que invita a pasear por sus callejones y parar en cada una de sus tiendas para disfrutar de los objetos artesanos que ofrecen.  Sin duda hay que empezar la visita por el casco antiguo de la ciudad hasta llegar al puente, uno de los mayores atractivos de Mostar y de Bosnia. El puente de Mostar fue destruido por el ejercito croata en el año 1993 durante el conflicto de Bosnia. Mostar fue una de las ciudades que más sufrió durante la guerra de Bosnia y aún se pueden ver vestigios de la guerra. Afortunadamente la ciudad está recuperando su aspecto original gracias a la reconstrucción que se ha llevado a cabo. Gracias a esta reconstrucción podemos disfrutar del maravilloso puente de Mostar, de las vistas que ofrece y con un poco de suerte podréis ver a alguien que salta desde el puente al río! Para disfrutar de las mejores vistas del puente hay que bajar hasta el río, dónde veréis a gente nadando, desde allí podréis tomar las mejores fotos. El río que cruza la ciudad es el río Neretva y divide la ciudad en Este (lado Croata) y Oeste (lado musulmán). Al cruzar el puente de lado a lado podréis apreciar algunas diferencias, cada uno de los lados cuenta con un sistema educativo propio, el croata o el musulmán, con un hospital propio, etc…

 

Para comer os recomiendo probar la comida típica de Bosnia, si no queréis estar en pleno centro con tanto turista, id al restaurante ABC, está apartado y tiene buenos precios. Si os gusta más estar en pleno bullicio y disfrutar del va y ven de la gente os recomiendo comer en Sadrvan que ofrece todo tipo de comida tradicional a buen precio. Si lo que buscáis es salir de fiesta la verdad es que Mostar es pequeña y no tiene tanta oferta como Sarajevo, aunque podéis ir a un bar musical (ellos dicen que es una discoteca…) en pleno casco antiguo llamado Rave Cave, está situado dentro de una cueva y la entrada es gratis.

Vistas de Mostar
Mostar, Bosnia
Mostar, Bosnia
Mostar, Bosnia
Mostar, Bosnia
Mostar, Bosnia
Mostar, Bosnia
Mostar, Bosnia

Excursiones desde Mostar:

 

Si me habéis hecho caso y decidís pasar dos días en Mostar os recomiendo coger un tour. Yo cogí el tour en Majdas Youth Hostel que costó 40 euros y simplemente fue genial. Duró unas 12 horas pero el guía hizo que el tiempo pasara volando. Para empezar Majda, la propietaria del hostel, hace una explicación de cómo vivieron la guerra en Mostar y de lo que sucedió, después el guía hace un recorrido en coche por el Mostar menos conocido visitando los alrededores de la ciudad dónde aún pueden verse edificios en ruinas. Durante el trayecto el guía va explicando lo que sucedió durante la guerra intercalando anécdotas propias. Terminada la visita de Mostar la próxima parada es Kravice, unas cataratas sitadas en un precioso enclave natural. El sitio es muy bonito, pero también está plagado de gente que acude a las cataratas para darse un baño en sus aguas heladas.

En Kraviche aprovechamos para comer. Como no podía ser de otra manera comimos Ćevapi, la comida nacional y preferida en Bosnia.

 

Después nos dirigimos a Počitelj, un pequeño pueblo situado a orillas del río. Es dificil explicar lo bonito que es éste pueblecito, lo mejor es que lo descubráis vosotros mismos!! Počitelj sufrió muchos daños durante la guerra y mucha gente tuvo que abandonar sus casas, aunque con el tiempo se han reparado los daños y la gente está volviendo a sus casas y también están acudiendo muchos artistas para vivir en este maravilloso pueblo. Éste grupo de artistas han creado una sociedad en la cual se puede dormir si se desea (hay que pedirlo con tiempo). El pueblo está formado por casas de piedras y caminos adoquinados que suben hasta una fortaleza que ofrece unas vistas espectaculares. En el pueblo de Počitelj el guía nos ofreció una lección magistral de los hechos ocurridos durante la guerra y la situación compleja que vive el país y terminamos la visita a este pueblo en casa de una superviviente de la guerra quién nos invitó a un sirope de frutas de elaboración propia (la bebida más dulce y bueno que he probado!!) y nos explicó cómo se prepara y se sirve el café Bosnio.

 

Para terminar el tour nos dirigimos a Blagaj, otro pequeño pueblo situado a orillas del río. Lo más bonito del pueblo es Blagaj Tekija, monasterio otomano habitado por monjes derviches, que se encuentra en el río y protegido por una montaña y cuevas. Resulta difícil explicar lo bonito que es!!  Llegamos a Blagaj por la noche y fue todo un acierto ya que no había ni un turista y éramos los únicos visitando el lugar. Al día siguiente decidí volver a Blagaj y estaba bastante lleno de turistas, por lo que es mejor ir de noche. Blagaj también ofrece una caminata de 40 min hasta la fortaleza que se encuentra en la montaña y desde dónde se puede disfrutar de preciosas vistas. 

Pocitelj, Bosnia
Pocitelj, Bosnia
Pocitelj, Bosnia
Blagaj, Bosnia
Bosnia, Blagaj
Kravice, Bosnia
Pocitelj, Bosnia
Pocitelj Bosnia


Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2014 by Viajistas In Barcelona

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies