Costa Rica. Conduciendo de Corcovado hasta Bahía Drake

Costa Rica, Información del viaje:

 

Duración del viaje a Costa Rica: Nuestro viaje duró 18 días. Costa Rica no es un país muy grande pero si se quiere visitar bien se necesitan por lo menos 15 días.  (18 diciembre 2015 – 4 enero 2016)

 

Billete: Barcelona-San José de Costa Rica(escala en Newark) con United Airlines – 726,04€/persona

 

Imprescindibles en el equipaje: En un viaje a Costa Rica no puede faltar el anti mosquitos, la crema solar (en Costa Rica es muy cara), zapatillas de trekking, bañador, chubasquero, adaptador de corriente, cámara de fotos con teleobjetivo (para poder fotografiar animales) y cámara acuática (nosotros llevamos la GoPro Hero 4 Silver), tapones y antifaz (si pasáis una noche en la selva lo necesitaréis debido a la gran cantidad de ruidos que hay de noche).

 

Información importante: si se quiere visitar todo el país en un tiempo relativamente corto y el presupuesto lo permite, recomendamos alquilar un coche 4×4! (Si el coche no es 4×40 s quedaréis tirados en medio de algún camino). Nosotros lo alquilamos con Poas Rent a Car y nos costó 1708€ (incluyendo seguro a todo riesgo y GPS – ambos imprescindibles). Costa Rica NO es barato comparado con otros países de Centro y Sudamérica.

 

Itinerario: Barcelona – San José – Corcovado – Monteverde – Playa Grande – Arenal – Tortuguero – Puerto Viejo – San José – Barcelona

 

 

En el siguiente enlace podéis encontrar hoteles a buen precio:

72h_sale_728x90

Día 1: Barcelona-San José

 

Salimos de Barcelona en un vuelo a las 10:40 de la mañana. Cuando se vuela dirección a América vale la pena salir por la mañana ya que así llegas al destino el mismo día. Hicimos escala en Newark y llegamos a la capital de Costa Rica,  San José a las 23:00.

 

A esa hora hay mucha actividad en el aeropuerto así que no hay problema en cambiar dinero o coger un taxi.

 

Esa noche nos alojamos en Casa Yoses, no nos guiamos por su situación ya que no íbamos a visitar San José ese día, así que valoramos las opiniones de otros viajistas y su buen precio (37,68€/habitación doble con baño privado y desayuno incluido). Cuando llegamos nos dimos cuenta que había un bar musical al lado, pero no hay nada que no se solucione con unos buenos tapones y un antifaz (en Costa Rica no usan persianas).

 

Día 2: San José-Corcovado

 

En Casa Yoses nos sirvieron un buen y abundante desayuno que estaba incluido en el precio del alojamiento, importante para un día en el que íbamos a conducir 6 horas hasta el Parque Nacional de Corcovado, uno de los mejores de Costa Rica.

 

Poas Rent a Car nos trajo el coche al Hostel, formalizamos el papeleo allí mismo y nos bloquearon el coste en la tarjeta de crédito (que cobrarían al entregar el vehículo). Salimos de San José a las 10h, y a partir de ahí, hay que armarse de paciencia. En Costa Rica todas las carreteras tienen un carril (la “autopista” tiene dos pero llega a pocos sitios) y allí circula todo tipo de vehículos: coches, camiones, trailers, motos, etc. Así que los tiempos km/h no son los mismos que en España.

 

Paramos a comer en un Soda (bar típico y barato Costa Rica, 15€/dos personas) y llegamos a Corcovado a las 17:30h.

 

Hay que tener en cuenta que en Costa Rica los días empiezan y terminan antes. El sol sale a las 5:30 y la actividad diaria empieza hacia las 7h. El sol se pone a las 17:30h y la cena se sirve hacia las 19h. Así que la mayoría de los días nos acostamos hacia las 21h y nos levantábamos hacia las 5-6:00 para aprovechar al máximo las horas de sol.

 

En Corcovado (uno de los mejores parques naturales de Costa Rica) nos alojamos en Danta Corcovado Lodge, un alojamiento más caro (131,17$/noche con desayuno incluido) pero totalmente recomendable, ya que te alojas en unas cabañas de madera, sin paredes (pero con cortinas y mosquiteras) en el medio de la selva. Escuchar a los animales en el silencio de la noche y al levantarse es una experiencia que vale mucho la pena. Allí cenamos dos noches (17$/persona) con un menú cerrado de dos elecciones. Muy bueno, dos platos y postre, a buen de precio.

 

Día 3: Corcovado

 

Contratamos una excursión al Parque Nacional de Corcovado directamente en el hotel. La verdad es que nos pareció bastante cara (117$/persona con picnic incluido) pero no teníamos otra opción si queríamos visitar el Parque ya que no puedes visitarlo sin guía. A más, para llegar a la entrada del Parque tienes que cruzar un río en 4×4 unas 25 veces con una profundidad de entre 20 y 60cm, así que mejor dejárselo a los expertos…

 

Realmente valió la pena. Nuestro guía (Jairo) fue fantástico y tenía una vista de lince. Allí donde miraba veía algún pájaro o insecto interesante que nos mostraba con sus prismáticos. El trayecto en 4×4 fue de lo más divertido, nunca habíamos cruzado ríos en coche donde podía tocar el agua estirando el brazo por la ventanilla. Jairo iba parando cada vez que veía algo interesante para mirar y explicarnos. Llegamos al refugio de los vigilantes del Parque, llamado “Los Patos” y desde allí empezamos una ruta a pie de entre 3-4 horas por en medio del bosque primario y secundario del Parque Nacional de Corcovado. Si nunca habéis visto la selva desde dentro, es una pasada. Es tan espesa que si los vigilantes del Parque no se encargaran de crear (a machete) y limpiar el camino constantemente, sería imposible caminar en ella. Es increíble la cantidad de diferentes sonidos de animales que puedes llegar a escuchar. La ventaja de ir con guía es que lo ven y lo escuchan TODO, donde nosotros solo veíamos plantas, Jairo encontraba algún tucán, lagarto o cualquier otro animal o planta interesante que mostrarnos.

 

Caminamos durante aproximadamente unas 2 horas hasta que llegamos a una pequeña catarata, donde aprovechamos para darnos un baño (la selva es tan húmeda que aunque no te dé el sol sudas como un pollo) y comernos el pícnic. Después cogimos el mismo camino de vuelta al hotel.

 

No vayáis con la intención de ver monos o jaguares en la selva, es muy difícil. Y si los veis, mayor sorpresa os llevareis. Nosotros quedamos un poco decepcionados en ese aspecto ya que (por lo que habíamos pagado!) esperábamos ver más animales. Pero en Costa Rica puedes verlos en el momento menos esperado…..y así fue, llegamos a la cabaña, nos dimos una ducha y salimos a la terraza a leer un rato. Y allí pasaron, por delante de nuestra cabaña, un grupo de unos 10 monos llamados tití.

 

Por la tarde fuimos a ver Puerto Jiménez, no tiene nada en especial.

 

Atención: conducir de noche por Costa Rica puede ser muy peligroso. Hay gente andando en los arcenes, bicicletas y motos sin luces, perros por todos lados….hay que conducir con mucha atención y con las largas!

Corcovado, visita obligada si hay que viajar a Costa Rica
Costa Rica, Tucán Parque Nacional de Corcovado
Costa Rica, Corcovado
Costa Rica, Corcovado
Costa Rica, Parque Nacional de Corcovado
Costa Rica, Indígenas Parque Nacional de Corcovado
Costa Rica Salvaje

Día 4: Submarinismo en Isla del Caño (desde Bahía Drake)

 

Desde Corcobado conducimos hasta el hotel Pirate Cove desde donde salía la excursión de submarinismo organizada por Caño Diving (130$/persona/2 inmersiones + almuerzo incluido). Salimos desde la playa de Bahía Drake hacía Isla del Caño y solo el viaje en la lancha ya valió la pena para ver un grupo de unos 6 delfines nadando con nuestra lancha y saltando para mostrarse, fue un espectáculo increíble. Las inmersión no podrían haber sido mejor, el agua estaba templada y la visibilidad era de piscina (no vuelvo a bucear en Barcelona!). Bajamos unos 20 metros y pudimos descubrir peces de todos los colores, estrellas de mar, morenas, un elegante grupo de rayas y 3 tiburones de aproximadamente 1 metro de longitud. Fue impresionante (y gafes de nosotros nos dejamos la GoPro en el hotel…) y las mejores inmersiones de las tres zonas donde hemos buceado. Entre inmersiones hicimos una parada en una playa muy chula de Isla del Caño. El guia fue muy bueno y repetiríamos seguro con ellos. Habíamos leído que este era uno de los mejores lugares de Costa Rica y así es.

Comimos en el hotel Pirate Cove (almuerzo incluido en la inmersión) y regresamos hacia Corcovado. Fuimos a cenar a Puerto Jimenez a una pizzería de la única italiana que debe vivir en la zona (y lo cobra caro!). Evitarla si podéis…

 

Día 5: de Corcovado a Monteverde

 

Salimos hacia las 7 de la mañana y condugimos durante unas 6 horas hasta Monteverde. Hay que tener en cuenta que los últimos 15 km que suben a Monteverde son por una carretera con muchas curvas y con piedras del tamaño de un puño. Siempre hay que intentar llegar antes de que anochezca ya que no hay más iluminación que los faros del coche…

En Monteverde nos alojamos en Casa Mariposa (55$/noche con desayuno incluido) un acierto teniendo en cuenta lo que vimos en los alrededores. El B&B está regentado por una familia y Esteban es quien se encarga de la recepción. Un hombre súper amable que nos dio explicaciones de todo lo que podíamos hacer en la zona, y él mismo  llamó a la empresa de Canopy que nosotros elegimos para reservarnos dos plazas para el día siguiente.

 

Día 6: Canopy en Monteverde y visita de alrededores.

 

Ese día decidimos hacer Canopy (tirarse por tirolinas entre las montañas) con Monteverde Extremo (50$/persona). Genial! Fue una mañana divertidísima. Nos tiramos por 16 tirolinas (la más larga de más de 1 km), en dos de ellas te tiras en posición de superman, una bajada de rappel y te lanzas al vacío con una liana tipo Tarzán.

Tolo decidió hacer bungee (55$), lo que se traduce en puenting a 143m de altura con una goma de 60m atada a los tobillos…él dice que fue una pasada….

Por la tarde quisimos ir al Parque Nacional de Monteverde pero cierran a las 17h, así que lo dejamos para la mañana siguiente y decidimos ir a cenar a Santa Elena. Es un pueblo muy turístico con bares a reventar y gente por todos lados. Recomendamos solo ir de pasada, no hay nada interesante.

Costa Rica, Delfines en Bahía Drake
Costa Rica, Canopy Monteverde
Costa Rica, Canopy Monteverde
Costa Rica Salvaje

Día 7: Reserva Monteverde y Playa Grande

 

No nos podíamos marchar de Monteverde sin visitar su bosque nuboso, así que allí fuimos. Esta vez no cogimos guía, habíamos gastado bastante el día anterior y hoy había que estrecharse el cinturón. El precio para los extranjeros, sin guía, es de 20$/persona. Allí te proveen con un mapa y todos los senderos están bien señalizados así que no hay pérdida.

El bosque nuboso es muy bonito y vale la pena is a verlo. La caminata es agradable y tiene zonas muy diferentes: miradores, puente colgante, etc. así que se hace una excursión muy amena. Nosotros hicimos aproximadamente la mitad de los senderos y nos tomó 3h. El resto no los pudimos visitar a causa de la lluvia del día anterior, que había provocado desprendimientos.

Al terminar nos pusimos rumbo a Playa Grande, en la provincia de Nicoya. El viaje fue de unas 4h.

Playa Grande es una maravilla. Es uno de esos lugares en el que te dices a ti mismo: lo dejo todo y me monto un chiringo en Playa Grande.

Imaginaros una playa infinita, de arena blanca y agua azul verdoso. Palmeras a tocar de la arena y una marea que como te despistes te moja la toalla o te hace andar 2 min para poder mojarte los pies. Un anochecer de escándalo, con un rojo intenso y una brisa que te abre los pulmones. Ahora imagínate que en esa playa estás (prácticamente) solo. Eso es Playa Grande. El paraíso.

Lo supimos nada más llegar allí, ese lugar nos iba a encantar. Y así fue. Playa Grande tiene la gran ventaja de no estar para nada masificada. Solo recuerdo 3 pequeños hoteles en la zona. Nosotros nos alojamos en uno de ellos, el hotel La Marejada, regentado por una pareja de americanos. Ella masajista y él profesor de surf. Ellos también llegaron a Playa Grande un verano, se enamoran y se quedaron.

Lo mejor que tiene Playa Grande es que es uno de los únicos lugares de Costa Rica dónde las tortugas van allí a desovar todo el año y se organizan excursiones nocturnas para poder ver el espectáculo (la playa cierra a las 18h para ello). Nosotros no pensamos en que era Navidad, y ni ese día ni el siguiente organizaban excursiones (bien…). Pero bueno, ahora ya tengo una excusa para volver.

 

Día 8: Playa Grande y Tamarindo

 

Al día siguiente nos levantamos con ganas de playa así que a las 9h ya estábamos allí, completamente solos. Hacia las 10h empezaron a llegar unos cuantos surfistas para aprovechar las buenas olas que ofrece el Pacífico. Y yo, que no sé surfear, pero que cuando hay oleaje me vuelvo como un niña con sobredosis de azúcar, estuve durante 2h saltando, nadado, tirándome de cabeza, haciéndoles fotos, vídeos…. a todas las olas que rompían en un radío de 5m a mi alrededor. Me lo pasé bomba!

Después decidimos ir a Playa Conchal (se llama así porque gran parte de la arena son conchas rotas). Habíamos leído en las guías que era de las mejores de Costa Rica. Para llegar tienes que cruzar por la arena de otra playa, en coche! Al llegar a Playa Conchal nos sentimos un poco decepcionados. Es verdad que la arena es más blanca y el agua más azul, pero todos los Resorts de la zona dan a Playa Conchal, así que la playa está llena de hamacas y sombrillitas con americanos tomando cocteles. Tardamos 5 min en volvernos a subir al coche y marcharnos. Playa Grande es mucho mejor.

De allí fuimos a comer a Tamarindo. Un pueblo turístico, surfero en toda regla. Donde puedes encontrar todo el tipo de material, clases y profesores de surf que quieras. Restaurantes para todos los gustos y precios, tiendas de souvenirs…. es una ciudad (más bien solo una calle) de vacaciones para los americanos. Evidentemente, allí reservamos una salida de buceo para el día siguiente.

Costa Rica, Puente Colgante Monteverde
Costa Rica, Monteverde
Costa Rica, Playa Grande
Costa Rica, Playa Grande
Costa Rica, Playa Grande

Día 9: Buceo en Tamarindo y Arenal

 

Habíamos leído que uno de los lugares más bonitos para bucear en el Pacífico era Isla Catalina. Hasta allí se puede llegar saliendo en lancha desde Tamarindo (unos 80$), desde Flamingo o desde Playas del Coco (unos 130$, porque está más lejos).

Contratamos la inmersión con Agua Rica Diving Centre (85$ + 20$ de alquiler de equipo). Salimos desde la playa de Tamarindo y llegamos a Isla Catalina en unos 45 min. La visibilidad no era tan buena como la de la Isla del Caño y había bastantes grupos de buceadores. Aún así pudimos ver bancos enormes de peces y de nuevo las preciosas mantas.

Como digo, personalmente nos gustó más Isla del Caño, pero la mala visibilidad fue causada por el mal tiempo que había habido los días anteriores. Dicen que normalmente el agua es una piscina. El trato por parte del guía fue estupendo.

Después de la inmersión nos pusimos camino a Arenal, teníamos por delante unos 200km a ritmo de carretera tica.  De camino a Arenal, a la altura de Tárcoles, pasamos por un puente donde vimos bastante gente parada haciendo fotos, y decidimos pararnos también. Asomamos la cabeza y qué vimos? Unos 15 cocodrilos! Enormes, debían hacer unos 4-5 metros de largo. Inmóviles, tomando el sol. Nunca había imaginado que pudieran ser tan grandes. No hemos visto cocodrilos en otro punto, así que si pasáis por allí, es parada obligatoria!

 

Una vez llegamos a Arenal, nos instalamos en el hostel  Essence Arenal. Se trata de un centro de eco-turismo con una finca de 22 hectáreas con zona de acampada, huerto ecológico, recorridos de paseo, un pequeño spa y clases de yoga.

 

Solo sirve comida en las cenas y cada día cambia el menú. Los comensales pueden participar en la cocina y aprender cómo se cocina los platos que se preparan ese día.

Ese día llovió bastante y había mucha niebla, así que por el momento, no pudimos ver el Volcán Arenal, el volcán más activo de Costa Rica.

 

Día 10: (casi) Arenal y (casi) Río Celeste.

 

Por la mañana con la ilusión de poder ver por fin el volcán. Teníamos pocas probabilidades porque no había dejado de llover en toda la noche, pero aún así había que intentarlo. Y nada, no pudimos ver nada. La niebla era tan espesa que no se veía a más de 10m.

 

Habíamos leído que Río Celeste era espectacular. De un color que nunca habríamos visto, un turquesa profundo, y todos los blogs lo recomendaban como visita obligada. Estaba a 2h, pero ya que no habíamos visto el volcán, había que probar con Río Celeste y nos pusimos en marcha.

 

De camino nos siguió lloviendo un poco, y recogimos a una chica francesa que intentaba llegar con un coche demasiado bajo (por eso es importante alquilar un 4×4 para viajar a Costa Rica!). Al llegar allí fuimos a informarnos del estado del río y la cascada de agua y nos comentaron que no se veía el color. La lluvia había movido todo el subsuelo de río y el agua era de color marrón. Así que no tuvimos más remedio que darnos la vuelta y volver para atrás.

 

Por la tarde fuimos a pasear por los caminos de la finca del hotel, tienen un recorrido muy bonito y visitamos el huerto urbano, las piscinas, la zona de acampada, etc. Allí también pudimos ver un grupo de monos aulladores, que si los escuchas antes de verlos, pueden asustar y mucho! Hacen el mismo ruido que los gorilas, pero miden 6o cm de altura.

 

Por la noche nos apetecía mucho comer carne y fuimos en busca de un steak house, hay muchos por la zona. Nos acercamos a uno muy conocido, llamado Benedictus, pero estaba lleno, hay que hacer reserva previa. Terminamos cenando en otro steak house que encontramos en el camino de vuelta: Steak House Mirador Arenal. Comimos una carne buenísima cocinada a la parrilla, un chuletón bien merecido.

Costa Rica, Tamarindo
Costa Rica, Buceo en Islas Catalinas, Tamarindo
Costa Rica, Buceo Islas Catalinas
Costa Rica, buceo en Islas Catalinas
Costa Rica, Volcán Arenal
Costa Rica, Carreteras
Costa Rica, Casado de carne

Día 11: Arenal – Tortuguero

 

Ese día nos levantamos pronto para ir hacia Pavona, donde se coge la lancha que te lleva a Tortuguero (no se puede llegar por tierra). El camino fue de unas 3,5 horas y llegamos allí hacia las 12:30 para coger la lancha de las 13h. La última hacia Tortuguero sale a las 16h.

 

Para ir a Pavona, hay que tener en cuenta que los últimos 15 km son malísimos: camino de tierra con piedras, agujeros, etc. hay que ir con tiempo porque se tarda bastante en hacer esos últimos kms. En Pavona hay un párking vigilado que cuesta unos 5$/día.

 

Allí mismo se compra ticket para la barca que lleva hasta Tortuguero. El ticket se compra en el mismo bar de la estación y cuesta unos 3$/persona más un suplemento si se lleva una maleta grande de unos 2$/maleta. La duración del viaje en barca depende de las corrientes. Nosotros tardamos unos 40minutos. El camino merece la pena y se pueden empezar a ver animales (vimos un cocodrilo).

 

Nos alojamos en Casa Marbella. Está muy cerca de la estación y tiene habitaciones que dan a la calle o al río, os recomendamos mirar con antelación y coger unas con vista al río (si está en el piso de arriba mejor). El precio es de 55$/habitación doble. El hotel cuenta con una terraza que da al río y se puede disfrutar de un atardecer precioso. El dueño del hotel se llama Daryl Loth, es un naturalista que se instaló hace 20 años en Tortuguero.

 

El pueblo es pequeño y se recorre muy rápidamente. Aún siendo temporada baja (en enero no hay desove de tortugas) había bastantes turistas.

 

Tened en cuenta que en Tortuguero no hay muchos lugares que acepten tarjeta de crédito, así que mejor llevar bastante dinero en efectivo!!

 

Si necesitáis sacar dinero podéis ir a algunas tiendas donde os cobran con Visa y os dan el dinero que le pidáis pero os cobrarán entre un 10-25% de comisión.

 

Día 12: Tortuguero

 

A las 5:45h ya estábamos preparados para realizar la excursión. La ruta con guía en barca nos costó 35$/persona (20$ de la excursión+15$ de la entrada al Parque Nacional). El paseo en barca dura unas 3h y media. Primero queríamos hacerla con canoa pero finalmente lo hicimos en barca con motor eléctrico ya que tienen permitido entrar a los canales pequeños como las canoas, porque su motor no hace ruido. Creo que la gozamos más que con canoa, ya que no hay que remar. En la excursión se ven cantidad de animales (monos, pájaros de todo tipo, caimanes, iguanas, etc…). Este tipo de excursiones va bien hacerlas con un guía ya que así se aprende mucho más de los animales y también podréis ver más animales que si vais solos. Los guías tienen un sexto sentido para detectar animales!!

 

A las 9:30h terminó el recorrido en barca y nos dejaron en el hotel. Le pedimos al guía si nos podía hacer un tour por el Parque Nacional de Tortuguero a pié (15$/persona).  Fuimos al hotel, desayunamos, nos duchamos y a las 12h estábamos preparados para nuestra ruta a pie. Para ir al Parque se necesitan unas botas de plástico para poder andar por el barro debido al peligro de salirse del camino y tropezar con una serpiente. En el mismo hotel nos prestaron las botas.

 

La excursión duró 2h y media y mereció la pena hacerla con nuestro guía, Alex. Durante las 2h no paró de darnos explicaciones sobre plantas, animales y sobre el país. En el recorrido vimos monos, infinidad de plantas y una víbora. Os lo recomendamos!

 

Por la tarde aprovechad la terraza del hotel para ver el atardecer sobre el río, es una pasada!

 

La chica que habíamos cogido en Tenorio haciendo auto-stop nos recomendó un restaurante llamado Richards Place. Sin duda, acertó. Tomamos el pescado entero y una hamburguesa (con pan casero) y nos encantó! No olvidéis pedir salsa verde picante. La cena nos costó 12.750 Coronas. Si vais a Tortuguero no dudéis en cenar aquí!!

Costa Rica, Caimán en Tortuguero
Costa Rica, Víbora en Tortuguero
Costa Rica, Hotel Marsella Tortuguero
Costa Rica, Mono Araña en Tortuguero
Costa Rica, Casas de Tortuguero
Costa Rica, Araña en Tortuguero
Costa Rica, Mono en el Parque de Tortuguero

Día 13: Tortuguero – Puerto Viejo

 

Hay varios barcos que salen de Tortuguero por la mañana. El método es el mismo que para llegar. Hay que pagar el barco y un plus por la mochila.

 

Al llegar de nuevo al párquing de Pavona, cogimos el coche y nos pusimos rumbo a Puerto Viejo. Tardamos 3h y media en llegar. En Puerto Viejo nos alojamos en el Sea Tower hotel regentado por un chico vasco casado con una Tica. El hotel es pequeño pero muy agradable, con una cocina común donde puedes cocinar durante todo el día.

 

Día 14-15: Puerto Viejo

 

Puerto Viejo es un pueblo muy turístico. Hay bastante ambiente y está repleto de pequeños bares y restaurantes. Aún así es un pueblo muy agradable. Ese primer día decidimos dar un paseo e ir a cenar a un restaurante donde hacían música en directo, el lugar se llama The Lacy Mon y cenamos increíblemente bien. Unas raciones enormes y muy bueno. La verdad es que fue muy agradable poder cenar con la música tradicional en directo.

 

Después de allí fuimos a hacer una copa a un bar muy chulo, Koki Beach, con hamacas y decoración muy bonita. Cual fue nuestra sorpresa cuando de repente apareció un perezoso y empezó a caminar colgado del techo del bar. Eso solo pasa en Costa Rica!

 

Al día siguiente decidimos hacer una excursión al Parque Nacional de Cahuíta. La verdad es que nos sorprendió muchísimo ya que es muy diferente a lo que habíamos visto en el resto de Parques del centro del país y Pacífico. Esta vez, el recorrido del Parque iba en paralelo a la orilla de la playa, algunas veces incluso tenías que andar por la arena o cruzar por el mar! Ver como se juntan dos paisajes que tenemos tan separados mentalmente como la playa y el bosque, es realmente espectacular. El Parque tiene dos entradas, una en cada punta. Una se encuentra en la carretera que va de Puerto Viejo a Cahuíta y la otra ya dentro del pueblo de Cahuíta. Lo que nosotros hicimos fue dejar el coche en la entrada que se encuentra en la carretera, hicimos todo el recorrido del Parque a pie y terminamos en la entrada del pueblo de Cahuíta. Desde allí, cogimos un bus que nos dejó justo en frente de la primera entrada. Es una muy buena opción!

 

Hay que tener en cuenta que en el Caribe llueve muy a menudo. Suele caer un chaparrón de unos 15 min y vuelve a parar. Por esa razón hay que ir siempre equipado con un chubasquero en la mochila.

 

Después de una buena siesta nos dispusimos a celebrar nuestro fin de año. Es imprescindible reservar en un día así ya que Puerto Viejo es muy turístico y todo el mundo sale a cenar fuera ese día. Cenamos en un restaurante sencillo pero agradable y luego fuimos a escuchar música en directo a otro bar. La noche de fin de año no se hace nada especial en Costa Rica, más que un poco de fiesta y fuegos artificiales a las 00:00h. Cayó un chaparrón de los buenos así que decidimos ir a ver los fuegos desde la terraza de nuestro hotel. Fue súper bonito.

 

El día siguiente fuimos a la playa de Punta Uva, cerca de Puerto Viejo. Ese día estaba el mar estaba un poco más calmado, pero aún así era difícil bañarse sin ser arrastrado por las corrientes, así que decidimos volver a playa del mismo Puerto Viejo.

 

Día 16: Puerto Viejo – San José

 

En nuestro último día en Puerto Viejo, decidimos ir a visitar el Centro de Recate Jaguar, por recomendación del propietario del hotel. Las personas de este centro se dedican a recoger animales salvajes heridos o con problemas de salud. Los tratan en el centro o los reeducan para que puedan valerse por sí mismos y los vuelven a re-introducir paulatinamente en su hábitat natural. Fue una grata sorpresa saber que el centro fue fundado por una chica catalana y un italiano, y nos encontramos a 2 catalanes más trabajando allí. Nos explicaron que el centro no recibe ningún tipo de subvención ni ayuda del Gobierno y que su única fuente de ingresos es el precio de la entrada de los visitantes (18$). La verdad es que es admirable lo que esos trabajadors y voluntarios hacen por los animales. Tienen un programa de voluntariado durante los meses de verano. Es de una estancia mínima de 3 semanas y te asignan un animal del cual tu eres el “tutor/a” mientras estás en el centro. Lo cuidas, lo sacas a pasear, etc. Piden un mínimo de 3 semanas ya que no es bueno para el animal cambiar de tutor/a muy a menudo cuando el vínculo ya está hecho. Necesitan su tiempo para coger confianza.

 

En el centro tienen todo tipo de animales, desde ranas a aves, serpientes o felinos. Es una visita obligatoria si se está por la zona. Se aprende una barbaridad!

 

Al acabar la visita, emprendimos nuestro viaje hasta San José para finalizar nuestro viaje.

 

Día 17-18: San José

 

San José es una ciudad totalmente prescindible. Aún así, quisimos pasar un día en la capital para visitarla antes de marcharnos. La ciudad no es nada bonita y lo único interesante que tiene para visitar es el Volcán Poas. Es fácil llegar en coche desde San José y la entrada cuesta unos 10€. La verdad es que impresiona bastante ya que ves el cráter del volcán desde arriba. Nos recomendaron ir a primera hora de la mañana (abren a las 8h) ya que en ese momento el volcán aún humea un poco de la actividad de la noche. Durante el día ese humo va despareciendo. La única desventaja de ir tan pronto es que puedes encontrarte un poco de niebla que dificulta la visibilidad, pero es cuestión de paciencia.

 

En San José también se pueden ir a visitar plantaciones de café o visitar el Museo Nacional. Nosotros no lo hicimos. La verdad es que no nos apetecía meternos en un museo después de los 15 maravillosos días al exterior.

 

Costa Rica nos gustó un montón. Es un país precioso, con paisajes increíbles y con unos habitantes que (envidiablemente) ponen por delante la naturaleza y el cuidado del planeta antes que ningún beneficio personal. Solo hacen falta unas buenas zapatillas de trekking y un chubasquero para disfrutar de Costa Rica como se merece. A disfrutar y Pura Vida!

Costa Rica, Oso Perezoso en Puerto Viejo
Costa Rica, Oso Hormiguero en Puerto Viejo
Costa Rica, Playa de Puerto Viejo
Costa Rica, Cahuita
Playas de Puerto Viejo, Costa Rica
Costa Rica, Oso Perezoso en Puerto Viejo
Costa Rica, Puerto Viejo
IMG_0644

Aquí podéis ver nuestros vídeos de Costa Rica

Para ver más fotos visita la galería.



Booking.com

2 COMMENTS

  • Selloes dice:

    Hola, antes de nada felicitarte por el gran escrito, muy completo y de gran ayuda.
    Soy Selloes, esta mañana escrito en el foto de viajero, para informarme de donde podria dejar el coche en tortuguero.
    Nose si deberia preguntar esto por aqui.
    El tema alojamientos, reservaste todo con antelacion? o fuiste a la aventura?
    Nosotros solo hemos reservado el hotel de Tortuguero para dos noches, y el coche de alquier para las 3 semanas que estaremos por aqui visitando ese gran pais.
    Y bueno no sabemos que hacer, si reservar todos los hoteles desde Barcelona, o ir a la aventura.

    Gracias por vuestro tiempo.

    Saludos

    • Viajistas dice:

      Hola Selloes!

      Muchas gracias por tu comentario. Nosotros reservamos todo desde Barcelona, pero no es para nada imprescindible. No creo que tengas problema en encontrar alojamiento sin reserva anticipada y eso te dará más libertad a la hora de quedarte más o menos tiempo en las distintas zonas. Aún así, en los lugares más populares estaría bien reservar, por si las moscas, en Tortuguero, Monteverde y Puerto Viejo.
      Por otro lado, en toda Costa Rica existe lo que le llaman “Cabinas”. Son casas particulares en las que se han acomodado unas cuantas habitaciones para alquilar. Hay cabinas en todos lados y a un precio mucho menor. Es siempre una opción disponible en caso que no encontréis hotel o hostal.
      No dudes en contactarnos si tienes más preguntas.

      Un saludo y pura vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2014 by Viajistas In Barcelona

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies